La dulce niña de mis ojos, una historia de amor y de guerra

8 de agosto de 1921. En el destacamento español del Fuerte del Monte Arruit, región montañosa de El Rif (Marruecos) situada a 30 kilómetros de Melilla, un soldado español sitiado ve cercanas sus últimas horas y escribe la que será su última carta y último testimonio antes del desastre.

Monte Arruit (Melilla) a 8 de agosto de 1921.

“Mi dulce María, nunca pensé escribir esta carta, pero lo preocupante de la situación me lleva a ello. Llevamos días atrincherados y defendiendo Monte Arruit, apenas tenemos agua y comida. Los moros nos cercan y nos hacen fuego, cada día tenemos nuevas bajas, ya sea por causa enemiga o por efecto del calor, y no tenemos medicamentos ni medios de asistencia sanitaria.

 Según dicen, el General Berenguer le ha prometido a Navarro que mandarán refuerzos desde Melilla, pero la ayuda nunca parece llegar. Hay descontento y pesar entre los hombres aquí. Hay rumores fiables de que se negociará la rendición de la plaza, pero no sabemos mucho más al respecto. No sé qué pasará, hemos pasado muchas penurias en esta maldita guerra, pero como la de Monte Arruit no la he vivido. Ya se sabe como actúan los moros y tengo mucho miedo por lo que pueda pasar, estamos prácticamente a su merced y no creo que podamos resistir mucho más el hostigamiento al que nos someten.

 En el campamento tratamos de animarnos los unos a los otros; por su parte, día tras día, los oficiales nos recuerdan lo que implica ser un soldado español con arengas patrióticas, pero lo que más nos reconforta, dentro de lo que se puede, es la camaradería que hacemos todos en estos difíciles momentos.

 La verdad que no sé por qué te estoy contando esto, supongo que por egoísmo al desahogarme con este papel. No quiero robarte más líneas, ya que esta carta es para ti: la dulce niña de mis ojos, mi morena, mi malagueña, mi razón de vivir, mi anhelo, la estrella que me guía en las noches, la única persona por la cual suspiro día tras día y me reconforta pensar que pronto te veré, que pronto te abrazaré, que pronto te besaré y que pronto me casaré contigo. Dios sabe lo mucho que te quiero.

 Aún me acuerdo de la primera vez que te vi, con aquel vestido azul, tu pelo negro azabache recogido en un coco, esos ojos verde esmeralda que son capaces de cegar más que este sol africano y convertir a cualquier hombre en estatua de sal con sólo regalarle una mirada tuya. Me acuerdo de la canasta de mimbre llena de pescado que llevabas pues venías del mercado y como yo, apoyado en la pared de la calle de mi casa, quedé absorto ante tu belleza. Te eché un piropo cuando pasaste por delante mía, no pensé que me hicieras caso, ya que tal hermosura tiene que estar acostumbrada a que te los digan, pero giraste tu preciosa cara, me miraste y me sonreíste. Bendito piropo aquel. Te pedí acompañarte a casa para hablarte por el camino y me lo permitiste.

Desde entonces fuimos inseparables, me costó que tu padre me aceptara, pero ya sabes que la insistencia siempre ha sido mi virtud. Aún me tiemblan las piernas cuando me acuerdo de aquel primer beso que te robé en la puerta de la casa de tu tía, se nos paró el mundo alrededor en ese instante. En fin, hay tantas cosas que podría contar…

Seguro que mientras lees esto estás esbozando una sonrisa. En estas líneas que llevo hablando de ti se me ha olvidado momentáneamente todo lo que estoy pasando aquí. Siempre serás mi mejor medicina y el remedio de todos mis males. Ya sabes que al comienzo de esta carta te dije que nunca pensé escribirla. Es de despedida, mi amor. Si recibes esta carta será porque yo ya no estaré.

No quiero ser egoísta y por ello te pido que no me guardes luto, que no te apenes por mí, que rehagas tu vida lo más pronto posible y que no me eches en falta pues yo siempre estaré contigo en cada momento de tu vida. Que seas muy feliz y que hagas realidad todos tus sueños, ya que los míos se cumplieron cuando me dejaste amarte. Quiero que sepas que mis últimos pensamientos son para ti y que siempre te querré y cuidaré allá donde esté.

De tu soldadito, Pedro”

A las pocas horas fue pactada la paz con el enemigo y la entrega de la plaza y de las armas a cambio de respetar la vida de los soldados españoles y de la población que les acompañaba.

Pero no pudo ser, los combatientes bereberes de las tribus rifeñas tenían ganada fama por su crueldad infinita y no desaprovecharon la ocasión para mantener este merecido título. Desarmados y desmoralizados los soldados españoles fueron embestidos por las hordas rifeñas que se ensañaron con ellos reduciéndolos a un solar de cadáveres. Una carnicería de más de 3000 cuerpos destrozados secándose al sol por más de tres meses fue el testimonio que encontró el ejército español cuando volvió a ocupar la zona.

Sobre la destinataria de la carta sabemos que no pudo recibir nunca la carta de Pedro pero que aun así nunca olvidó a su primer amor.

María, la dulce María, falleció a los 85 años y quiso ser enterrada el día de su muerte (1987) con la foto de aquel soldado y en la mano el rosario con el que tantas veces había rezado por su regreso.

Y es que hay amores verdaderos que nunca se olvidan.

5d73acc7580355e13096cad6ebfd6dad

Foto: ABC.es

 

Publicado en amor, Uncategorized

Operación LIBRE HIDALGO: paracaidistas en el Líbano, una vez más

Mis camaradas parten hoy en misión de paz al Líbano y desde hoy y hasta su regreso estarán presentes en mi corazón y en mis oraciones. ¡¡DESPERTA FERRO!!

Los paracaidistas españoles cambiarán una vez más su boina negra por la azul para desplegarse por tercera vez en el este del Líbano bajo el mandato de Naciones Unidas, nuestros legionarios paracaidistas (CLP´s) acuden de nuevo a la misión internacional de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL) con la denominación de Operación LIBRE HIDALGO

En el recuerdo seguirán siempre con nosotros los hermanos caídos allí mismo, en el Líbano, en el ataque terrorista sufrido en 2007: Jeyson Alejandro Castaño Abadía (20 años), Jonathan Galea García (18 años), Manuel David Portas Ruiz (19 años), Yhon Edisson Posada Valencia (20 años), Juan Carlos Víllora Díaz (20 años) y Jefferson Vargas Moya (21 años).

CAÍDOS PARACAIDISTAS ¡CON NOSOTROS!

  • Foto: http: https://www.flickr.com/photos/ejercitodetierra
  • Vídeo: http://www.rtve.es/
  • Prensa: http://www.abc.es/
Tagged with: , , ,
Publicado en BRIPAC, Fuerzas Armadas, MISIONES EXTERIORES, Uncategorized

La despedida de los primeros

 

Acuartelamiento “PRIMO DE RIVERA”, Base de la Brigada Paracaidista

Alcalá de Henares, Madrid a 23 de abril 1991.-

 

Era una mañana de abril de 1991, se estaba escribiendo una página de la historia y S. M. El Rey D. Juan Carlos compartiría con nosotros la primera foto.

Aunque, como supimos más tarde, la decisión de que nuestras fuerzas paracaidistas y otras del Ejército de Tierra participarán en una operación internacional de ayuda y protección en el Kurdistán iraquí ya había sido tomada en el Consejo de Ministros del día 19 de abril, para nosotros, la visita de S.M. El Rey nos resultó un acontecimiento revelador, fue ahí donde entendí que los que formábamos en aquella explanada estábamos siendo revistados como fuerza expedicionaria y que aquella era nuestra discreta despedida por parte del Jefe del Estado y máximo Jefe de las Fuerzas Armadas.

Aquella misma tarde el Ministro de Defensa firmaba la Directiva 37/91 estableciendo las condiciones de nuestra intervención y ocho días después nuestra primera compañía partía como avanzada en dirección a la base OTAN de Incirlik (Turquía) iniciando con ello un despliegue que culminaríamos algunos días después con nuestra entrada en Irak y con ella se iniciaría nuestra incorporación a la Operación PROVIDE COMFORT, la misión internacional de ayuda y protección al pueblo kurdo perseguido por Saddam Hussein.

Éramos los primeros del Ejército de Tierra que tendríamos el honor de portar la bandera de España en una misión internacional, nos bautizaron como Agrupación Táctica “Alcalá” aunque allá en Irak nuestros aliados ya nos habían etiquetado como Spanish Expeditionary Forces.

Todo sobre la Operación PROVIDE COMFORT y su XXV Aniversario aquí

#ProvideComfort #OperacionAlfaKilo #BrigadaParacadista #EjercitoTierra #Zakho #Kurdistan #Irak #España

Tagged with: , , ,
Publicado en PROVIDE COMFORT, Uncategorized

Un hermoso lugar para morir

Sobre las 12 de la mañana de aquél 14 de marzo de 1980 el que fue conocido como “amigo de los animales” se disponía a embarcar con su equipo en la avioneta alquilada por TVE, el objetivo era continuar con el rodaje de un reportaje especial sobre la prueba de trineos tirados por perros más dura del mundo.

Desde 1973 la “Iditarod Trail Sled Dog Race” se celebra en Alaska desde Anchorage hasta Nome a través de más de 1800 kilómetros de nieve, hielo y bosques entre paisajes espectaculares rodeados de una dureza extrema. Y cada edición se recuerda con ella el sacrificio y el heroísmo de hombres y perros para salvar a los niños de Nome.  

  Aquella mañana a Félix Rodríguez de la Fuente se le escucho decir antes de subir a la avioneta: “es un hermoso lugar para morir” y yo diría más, no sólo era un lugar hermoso también la Iditarod y la historia de su nacimiento es algo muy especial.

La televisión española perdió aquel día a uno de sus más ilustres profesionales, nuestra fauna y nuestra fauna perdieron a su más grande defensor.

#rodriguezdelafuente
#iditarod
#inmemoriam

Tagged with:
Publicado en naturaleza

Los últimos cruzados españoles. La masacre de Krasny Bor.

“Al salir de España sola se quedó llorando mi marcha la niña de mi amor”…es la primera estrofa de la adaptación española del clásico alemán “Lili Marlen”.

Así canturreaban en sus vagones al partir de Madrid los jóvenes y valientes españoles que eligieron en 1941, devolverle la visita a Stalin y volver a luchar contra el mismo enemigo, esta vez, ya no solo por sus familias, sus pueblos o su nación, sino por Europa, tal como la entendían aquellos soldados.

Para ellos la cuna de la civilización occidental y cristiana estaba amenazada por las zarpas del comunismo genocida y su voz les reclamaba ayuda desde la nieve y el hielo de las estepas siberianas.

Una División de 47.000 voluntarios españoles acudieron firmemente convencidos de que ésta era su “gran cruzada”. De ellos, 4500 murieron, 8000 sufrieron heridas, 7800 padecieron enfermedades y 1600 congelaciones, a cambio, a su regreso en su patria, una palmadita en el hombro.

Ayer se les ignoró, hoy se les maldice. Al final, ironías de la historia, lo más digno que les quedó, fueron las sinceras palabras que les dedicaría, antes de regresar, el propio Führer, destacando su “lealtad y una valentía llevadas hasta la muerte”.

Mal síntoma de salud será para mi el día que yo deje de recordar en estos días de febrero la Batalla de Krasni Bor.

Aquel 10 de febrero en Krasni Bor cayó el 53 por ciento de las fuerzas españolas que allí les tocó combatir. Hubo 1.127 fallecidos, 1.035 heridos y 91 desaparecidos. En total, 2.253 bajas además se calcula que 300 españoles cayeron prisioneros. Una carnicería.

Nuestros soldados voluntarios, reclutados en gran medida entre las milicias populares de La Falange de José Antonio, o lo que quedaba de ella, quizás no fueron los más técnicos ni los más profesionales de la Wehrmacht, pero si en algo destacaron, fue en su ferocidad frente al enemigo y en su trato humanitario con la población civil, de hecho, no pocas lágrimas se vertieron por parte de los paisanos cuando los españoles fueron relevados por sus camaradas alemanes.

Son estas, y no otras, las credenciales de aquella “División Azul” de voluntarios españoles que lucharon por amor a sus ideales, y murieron combatiendo el avance del comunismo bolchevique en Europa, y volvieron a casa con la conciencia limpia de haber servido a “una causa justa y noble”, lo que indudablemente no es fácil de garantizar de las contiendas en las que los soldados de los ejércitos aliados participaron a lo largo de las siguientes décadas del siglo XX.

1944. La guerra está perdida. Cae cerrado el otoño en un triste Madrid de posguerra, un joven soldado con su camisa azul ya casi parda, y barba de cuatro días que acentúa su desaliño, abre la ventana del viejo tren que casi se esta deteniendo ya. Su mirada, que había traído perdida durante horas en tantos asientos vacíos, se revuelve ahora buscando el fondo del andén, estirando el cuello por fuera del ventanuco otea el horizonte, mientras los nervios le obligan a tararear en susurros un gastada cantinela: “Me voy pensando en ti. Adiós, Lili Marlen”… Pero en Madrid, la Estación del Norte está vacía, más bien desierta, ella no estará esperandole y ahora el frío lo siente en el alma.

Fotos: Augusto Ferrer-Dalmau

 

Alfonso Arteseros en ESPAÑA EN LA MEMORIA Nº22: LA DIVISIÓN AZUL

 

Publicado en Uncategorized

Defender la democracia en el mundo tenía un precio

“Cuando la pena nos alcanza por un hermano perdido” y los sentimientos se cruzan queriendo negar la evidencia, no podemos dejar de reconocer la única realidad.

Estamos inmersos desde hace tiempo en una guerra global que no hemos elegido, un conflicto que no deseamos pero que no podemos ignorar, porque nuestra civilización se juega la paz y la libertad y porque no queremos un mundo de persecución y esclavitud para nuestros hijos.


España seguirá entregando a sus mejores hombres y mujeres a la primera línea, algunos seguirán plantando cara donde sea necesario en defensa del mundo libre y otros aquí defendiendo nuestras ciudades y pueblos y dispuestos a lo que haga falta por hacer que sus sacrificios no sean inútiles. Y dispuestos por supuesto, a servir y proteger a los nuestros.

Caídos policías nacionales de España ¡Con nosotros!

12369110_10208366728951313_2378667156588949227_n

Noticias relacionadas: 

 

Publicado en Uncategorized

Marchar en Madrid frente a la ELA, para que empiecen a “inventarse paracaídas”

Mañana día 7 de noviembre estaré en Madrid participando en la CAMINATA CONTRA LA ELA que tiene salida de la Catedral de la Almudena a las 12 h. y recorrerá la Calle Mayor hasta la llegada a la Puerta del Sol, en donde se dará lectura a un manifiesto.
Por mi parte acudo a esta marcha no solo en solidaridad hacia todas las personas afectadas por la Esclerosis lateral amiotrófica (‪#‎ELA‬) sino también como acto de compañerismo hacia mi amigo Fernando Mogena, guardia civil y deportista de élite que sigue luchando día tras día en una diabólica cuenta atrás mientras espera que la investigación corra más que su enfermedad.
Recomiendo el excelente articulo de Carlos Matallanas en El Confidencial , titulado: “Si están por el centro de Madrid este sábado, verán la ELA en persona” http://goo.gl/FkKEww
Carlos Matallanas: “La nuestra es una horrible caída libre irreversible que puede afectar a cualquier adulto en cualquier momento de su vida. Para que de una vez por todas empiecen a inventarse paracaídas se convoca esta marcha.”
Tagged with: ,
Publicado en Amistad, Compañerismo, ELA
A %d blogueros les gusta esto: