Por unas alas azules

En mayo de 1990, con apenas veinte años, los jóvenes paracaidistas de la Tercera Compañía de la I Bandera Paracaidista del Ejército de Tierra (BRIPAC) fuimos elegidos para trasladarnos a Bélgica, al Centre d’Entraînement de Parachutistes de Schaffen ubicado en la localidad de Diest, allí se forma a una de las mejores unidades de élite europeas, los Paracommandos belgas. Se trata de un Regimiento de Fuerzas Especiales nacido en 1951 y que tiene su origen en las SAS británicas a quienes les deben sus primeros entrenamientos recibidos durante la II Guerra Mundial.
Los paracas españoles debíamos viajar a Bélgica y superar un curso de entrenamiento compuesto de distintas pruebas para obtener las preciadas y tan cotizadas alas azules y el distinguido título de Paracommando. Entre las pruebas tendríamos ascensos de escalada en roca, ejercicios tácticos en zonas boscosas o saltos de globo aerostático, sería todo un honor para nosotros, pero los veteranos instructores de la Escuela de Schaffen no tenían intención de ponerlo fácil a los españoles y nosotros, la verdad, no estábamos preparados para aquello. Nuestra instrucción era más de estepa castellana y aragonesa alternada con secarrales almerienses y murcianos. Y por supuesto no habíamos tenido cerca un globo aerostático en nuestra vida. Nada que ver.
Aquella mañana estábamos a punto de iniciar el último ejercicio que completaba nuestra intruccion. El piloto belga realizó un vuelo táctico a baja cota con tantos ascensos y descensos que consiguió que los estómagos se encogieran y nuestro semblante palideciese, fue entonces cuando la puerta se abrió y el viento rugiendo contra el fuselaje nos despejó recordándonos de forma instantanea lo vulnerables que seríamos ahí afuera en pocos segundos.
Pero también sabíamos que a la Infantería Española, no les podían amilanar aquellos bravos belgas, por muy rubios, altos y paracommandos que fuesen y así fue como al sudor frío le siguió el ardor guerrero más propio de nuestro espíritu legionario.
Algo así se nos pasaba por las mentes y los corazones mientras todos apretabamos los dientes esperando la orden de salto al grito de… ¡Desperta Ferro!

Anuncios
Publicado en Uncategorized

25 años sin la mujer más elegante de la Quinta Avenida

La actriz, modelo y bailarina Audrey Kathleen Ruston fallecería un 20 de enero de 1993 acosada por un cáncer de colon a la edad 63 años en su casa de Suiza. Mujer y dama ejemplar en lo profesional y artístico, pero más si cabe en lo personal por su trabajo en defensa de nobles causas. Audrey no tenía nada que ver con Holly Golightly, su personaje en la galardonada Breakfast at Tiffany’s (Desayuno con diamantes – 1961), aún así con su interpretación se gano el corazón de seguidores durante décadas y todavía hoy nos sigue cautivando cada vez que nos volvemos a dejar sorprender con su frágil silueta en aquellos escaparates de Tiffany’s en la Quinta Avenida de la ciudad que nunca duerme.

Billy Wilder, su descubridor, diría sobre #AudreyHepbourn: “Cuando Audrey paseaba por el estudio, la gente cuidaba su vocabulario. No es que sea una mojigata, pero posee una clase especial, un estilo personal, una forma de ser que impregnaba todo lo que hacía”. #25añossinAudrey

Publicado en Uncategorized

Aulas, adoctrinamiento y segregación

nensEstoy comprometido desde hace siete años en la asociación de padres y madres de alumnos del colegio de mis hijos, un centro privado en la Comunidad de Madrid, soy de los que están convencidos de la necesidad de que las familias estén implicadas en el proyecto educativo del centro escolar especialmente en la parte que corresponde a la educación en valores.

Es difícil imaginar lo solos que se pueden sentir tantos catalanes de bien que se tienen que enfrentar al adoctrinamiento y a la segregación de sus hijos en las escuelas

Por todo esto y simplemente porque soy padre de alumnos, me siento especialmente preocupado por la situación de tantos padres y madres residentes en la Comunidad Autónoma de Cataluña que se ven en la difícil situación de explicar a sus hijos que aquello que les explicaron como historia de Cataluña en el colegio sólo es parte del doctrinario político que las autoridades educativas del Govern necesitan hacerles creer para hacer de ellos ciudadanos partidarios de la ruptura con el resto de los españoles.
Pienso mucho en lo solos que se pueden sentir tantos catalanes de bien que se tienen que enfrentar al adoctrinamiento y a la segregación de sus hijos en las escuelas.
La educación y el bienestar en la infancia y la juventud de nuestros hijos es nuestra mayor responsabilidad como padres.
Mi abrazo y apoyo a tantos padres y madres de alumnos de Cataluña que seguro que entienden mis palabras.
Un saludo a todos, catalanes y españoles. Respeto y solidaridad con todos.

Publicado en Educación, Uncategorized

Preparado para saber elegir

El capitán Aibar, sin desearlo nos ha venido a dar a los españoles una gran lección en este 12 de Octubre que ya estaba siendo muy emotivo aunque por otros motivos.
Las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil no son más que un puñado de hombres y mujeres honrados y cabales que están dispuestos permanente a defender a España, velando por su integridad e independencia y protegiendonos de cualquier agresión interna o externa. Ellos están preparados para implicarse en cualquier desastre que nos aflija como pueblo o país, desde un desastre medioambiental a un desafío a la libertad y al Imperio de la Ley.

Seguramente no quisieran tener que actuar, pero como bien a reconocido hoy la Ministra de Defensa, están preparados para hacerlo porque es su misión, y yo añado que lo harán con responsabilidad y sin titubear. Ellos no nacieron héroes, pero están preparados para serlo. No quisieran morir, pero están preparados para entregar su vida.

Ellos están convencidos de que la muerte no es final, por eso, en última instancia y ante la trágica incertidumbre de causar daño al próximo saben elegir su destino y entregar su vida.
No hay lección más sabía que la que escribes con tu sangre. Y la de hoy mi capitán, no la vamos a olvidar.
Capitán Borja Aibar García ¡CON NOSOTROS!

22382538_10214821076905978_2075145680155537467_o

Publicado en Uncategorized

9 Octubre, lealtad y afecto

Feliz 9 de Octubre Día de la Comunidad Valenciana, una tierra, un pueblo y un reino que ha sabido cultivar su cultura, lengua y tradiciones desde la lealtad a España y el afecto al resto de sus regiones.
La Ley que regula el uso de los símbolos en su artículo 3 establece que el Himno de la Comunidad Valenciana podrá ser entonado en valenciano y en castellano. La letra de su primera estrofa hace honor a su amor a España cuando dice:
“Per ofrenar noves glòries a Espanya,
tots a una veu, germans, vingau” 
“Para ofrendar nuevas glorias a España nuestra Región, supo luchar”… 

#9Octubre
#orgullovalenciano

22228410_10214787899316559_5825631460529211025_n
Publicado en Uncategorized

Las escaleras de Neil

El pasado 25 de agosto se cumplieron 5 años del fallecimiento en 2012 de un hombre singular para la historia de los viajes estelares y en definitiva para las grandes conquistas de la humanidad, Neil Armstrong.
Palabras similares le dedicó también en su día el Secretario General de la Organización Mundial del Movimiento Scout (OMMS), Luc Panissod, para quien la modestia de Mrs. Armtrong era una de sus grandes virtudes. Algo que en el siguiente relato queda más que demostrado.
Cuando en cierta ocasión me dediqué a investigar sobre la vida de personas célebres que habían tenido un pasado scout en su juventud, encontré entre las anécdotas del astronauta una de ellas que me conmovió especialmente.
Sucedió en Jerusalén en 1988.


Neil visitó Jerusalén ese año, y le pidió a Thomas Friedman, un profesor experto en arqueología bíblica que le hizo de guía por la ciudad, que le llevase a un lugar donde pudiese tener la certeza de que había caminado Jesucristo.
El profesor, una de cuyas alumnas, Ora Shlesinger, ha relatado la historia más de una vez, llevó a Armstrong a los restos de escaleras del templo construido por Herodes el Grande que aún se conservan.
“Estos peldaños constituían la principal entrada al templo”, le
dijo: “No hay duda de que Jesús subió por ellos”.
Armstrong se concentró entonces profundamente y rezó durante un rato.
Al terminar, se volvió a Friedman, y, emocionado, le dijo: “Para mí significa más haber pisado estas escaleras que haber pisado la Luna”.

Fuente: http://es.catholic.net/

 Imagen: Tim Cambell
Publicado en Uncategorized

La dulce niña de mis ojos, una historia de amor y de guerra

8 de agosto de 1921. En el destacamento español del Fuerte del Monte Arruit, región montañosa de El Rif (Marruecos) situada a 30 kilómetros de Melilla, un soldado español sitiado ve cercanas sus últimas horas y escribe la que será su última carta y último testimonio antes del desastre.

Monte Arruit (Melilla) a 8 de agosto de 1921.

“Mi dulce María, nunca pensé escribir esta carta, pero lo preocupante de la situación me lleva a ello. Llevamos días atrincherados y defendiendo Monte Arruit, apenas tenemos agua y comida. Los moros nos cercan y nos hacen fuego, cada día tenemos nuevas bajas, ya sea por causa enemiga o por efecto del calor, y no tenemos medicamentos ni medios de asistencia sanitaria.

 Según dicen, el General Berenguer le ha prometido a Navarro que mandarán refuerzos desde Melilla, pero la ayuda nunca parece llegar. Hay descontento y pesar entre los hombres aquí. Hay rumores fiables de que se negociará la rendición de la plaza, pero no sabemos mucho más al respecto. No sé qué pasará, hemos pasado muchas penurias en esta maldita guerra, pero como la de Monte Arruit no la he vivido. Ya se sabe como actúan los moros y tengo mucho miedo por lo que pueda pasar, estamos prácticamente a su merced y no creo que podamos resistir mucho más el hostigamiento al que nos someten.

 En el campamento tratamos de animarnos los unos a los otros; por su parte, día tras día, los oficiales nos recuerdan lo que implica ser un soldado español con arengas patrióticas, pero lo que más nos reconforta, dentro de lo que se puede, es la camaradería que hacemos todos en estos difíciles momentos.

 La verdad que no sé por qué te estoy contando esto, supongo que por egoísmo al desahogarme con este papel. No quiero robarte más líneas, ya que esta carta es para ti: la dulce niña de mis ojos, mi morena, mi malagueña, mi razón de vivir, mi anhelo, la estrella que me guía en las noches, la única persona por la cual suspiro día tras día y me reconforta pensar que pronto te veré, que pronto te abrazaré, que pronto te besaré y que pronto me casaré contigo. Dios sabe lo mucho que te quiero.

 Aún me acuerdo de la primera vez que te vi, con aquel vestido azul, tu pelo negro azabache recogido en un coco, esos ojos verde esmeralda que son capaces de cegar más que este sol africano y convertir a cualquier hombre en estatua de sal con sólo regalarle una mirada tuya. Me acuerdo de la canasta de mimbre llena de pescado que llevabas pues venías del mercado y como yo, apoyado en la pared de la calle de mi casa, quedé absorto ante tu belleza. Te eché un piropo cuando pasaste por delante mía, no pensé que me hicieras caso, ya que tal hermosura tiene que estar acostumbrada a que te los digan, pero giraste tu preciosa cara, me miraste y me sonreíste. Bendito piropo aquel. Te pedí acompañarte a casa para hablarte por el camino y me lo permitiste.

Desde entonces fuimos inseparables, me costó que tu padre me aceptara, pero ya sabes que la insistencia siempre ha sido mi virtud. Aún me tiemblan las piernas cuando me acuerdo de aquel primer beso que te robé en la puerta de la casa de tu tía, se nos paró el mundo alrededor en ese instante. En fin, hay tantas cosas que podría contar…

Seguro que mientras lees esto estás esbozando una sonrisa. En estas líneas que llevo hablando de ti se me ha olvidado momentáneamente todo lo que estoy pasando aquí. Siempre serás mi mejor medicina y el remedio de todos mis males. Ya sabes que al comienzo de esta carta te dije que nunca pensé escribirla. Es de despedida, mi amor. Si recibes esta carta será porque yo ya no estaré.

No quiero ser egoísta y por ello te pido que no me guardes luto, que no te apenes por mí, que rehagas tu vida lo más pronto posible y que no me eches en falta pues yo siempre estaré contigo en cada momento de tu vida. Que seas muy feliz y que hagas realidad todos tus sueños, ya que los míos se cumplieron cuando me dejaste amarte. Quiero que sepas que mis últimos pensamientos son para ti y que siempre te querré y cuidaré allá donde esté.

De tu soldadito, Pedro”

A las pocas horas fue pactada la paz con el enemigo y la entrega de la plaza y de las armas a cambio de respetar la vida de los soldados españoles y de la población que les acompañaba.

Pero no pudo ser, los combatientes bereberes de las tribus rifeñas tenían ganada fama por su crueldad infinita y no desaprovecharon la ocasión para mantener este merecido título. Desarmados y desmoralizados los soldados españoles fueron embestidos por las hordas rifeñas que se ensañaron con ellos reduciéndolos a un solar de cadáveres. Una carnicería de más de 3000 cuerpos destrozados secándose al sol por más de tres meses fue el testimonio que encontró el ejército español cuando volvió a ocupar la zona.

Sobre la destinataria de la carta sabemos que no pudo recibir nunca la carta de Pedro pero que aun así nunca olvidó a su primer amor.

María, la dulce María, falleció a los 85 años y quiso ser enterrada el día de su muerte (1987) con la foto de aquel soldado y en la mano el rosario con el que tantas veces había rezado por su regreso.

Y es que hay amores verdaderos que nunca se olvidan.

5d73acc7580355e13096cad6ebfd6dad

Foto: ABC.es

 

Publicado en amor, Uncategorized
A %d blogueros les gusta esto: