Por unas alas azules

En mayo de 1990, con apenas veinte años, los jóvenes paracaidistas de la Tercera Compañía de la I Bandera Paracaidista del Ejército de Tierra (BRIPAC) fuimos elegidos para trasladarnos a Bélgica, al Centre d’Entraînement de Parachutistes de Schaffen ubicado en la localidad de Diest, allí se forma a una de las mejores unidades de élite europeas, los Paracommandos belgas. Se trata de un Regimiento de Fuerzas Especiales nacido en 1951 y que tiene su origen en las SAS británicas a quienes les deben sus primeros entrenamientos recibidos durante la II Guerra Mundial.
Los paracas españoles debíamos viajar a Bélgica y superar un curso de entrenamiento compuesto de distintas pruebas para obtener las preciadas y tan cotizadas alas azules y el distinguido título de Paracommando. Entre las pruebas tendríamos ascensos de escalada en roca, ejercicios tácticos en zonas boscosas o saltos de globo aerostático, sería todo un honor para nosotros, pero los veteranos instructores de la Escuela de Schaffen no tenían intención de ponerlo fácil a los españoles y nosotros, la verdad, no estábamos preparados para aquello. Nuestra instrucción era más de estepa castellana y aragonesa alternada con secarrales almerienses y murcianos. Y por supuesto no habíamos tenido cerca un globo aerostático en nuestra vida. Nada que ver.
Aquella mañana estábamos a punto de iniciar el último ejercicio que completaba nuestra intruccion. El piloto belga realizó un vuelo táctico a baja cota con tantos ascensos y descensos que consiguió que los estómagos se encogieran y nuestro semblante palideciese, fue entonces cuando la puerta se abrió y el viento rugiendo contra el fuselaje nos despejó recordándonos de forma instantanea lo vulnerables que seríamos ahí afuera en pocos segundos.
Pero también sabíamos que a la Infantería Española, no les podían amilanar aquellos bravos belgas, por muy rubios, altos y paracommandos que fuesen y así fue como al sudor frío le siguió el ardor guerrero más propio de nuestro espíritu legionario.
Algo así se nos pasaba por las mentes y los corazones mientras todos apretabamos los dientes esperando la orden de salto al grito de… ¡Desperta Ferro!

Publicado en Uncategorized
One comment on “Por unas alas azules
  1. yayonomad dice:

    DESPERTA FERRO!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: